LA SEGURIDAD EN TU PUERTA AUTOMÁTICA

elementos de seguridad en puertas automáticas

La seguridad nunca se puede dejar a un lado y más cuando hablamos de puertas automáticas. Resulta muy cómodo y útil contar en nuestra casa con automatismos. Si con un simple “click” conseguimos elevar o bajar cientos de kilos, esfuerzo diario y posibles lesiones que nos evitamos.

Existen en el mercado dispositivos que aportarán mayor seguridad a nuestras puertas, lo cual nos tranquilizará… y no sabéis cuanto! En Powermatic os facilitamos un listado de las más importantes y muy recomendables:

FOTOCÉLULAS

Elemento esencial que no debemos olvidar si vamos a colocar una puerta automática en nuestra casa. Las fotocélulas permiten detectar cualquier obstáculo que interfieran entre ellas y mandar una señal al motor para que pare y abra de nuevo. Existen dos grupos:

  • Fotocélula de catadióptrico: en el dispositivo el emisor y receptor son el mismo elemento. Para conseguir que el rayo ultravioleta regrese al emisor se utiliza un catadióptrico a modo de espejo.
  • Fotocélula con emisor y receptor: en este caso el dispositivo es doble, disponiendo de un equipo receptor en una parte de la puerta automática y el emisor en la otra. Si el receptor deja de recibir la señal ordena la apertura automática de la puerta.

PARACAÍDAS

Muy usados en puertas basculantes y plegables, pueden evitar grandes catástrofes. Este tipo de puertas funcionan gracias a unos muelles laterales. En caso de rotura de alguno de ellos, los paracaídas se accionan y frenan la puerta para que no se desplome. Un elemento de seguridad muy parecido a los frenos de emergencia de los ascensores.

SISTEMA ANTI-PINZAMIENTO

Bandas antipinzamiento, con este sencillo sistema, unas gomas al final de la puerta de garaje y en caso de una puerta abatible, una goma situada entre ambas puertas, evitan que se pueda introducir los dedos entre ambas puertas, y en el caso de la goma al final de la puerta evita el golpeo de la puerta directamente, amortiguando el golpe con la goma.

LUZ AVISADORA

Una intermitente siempre es signo de precaución. Por ello, colocar un dispositivo que produzca flashes de luz cuando se accione nuestra puerta, es crucial para avisar a los transeúntes estimen la precaución ya que un vehículo va a salir o a entrar en la zona. Puede que a la luz del pleno día no sea tan efectivo, pero en momentos de visibilidad más reducida, es sin duda una gran opción.

BANDAS DE SEGURIDAD

Colocadas en los bordes, las bandas de seguridad son muy recomendables cuando el automatismo de la puerta no dispone de un sistema anti-aplastamiento. Son de goma y cuando se ejerce presión sobre ellas, manda una señal al control que actuará en consecuencia.

La banda de seguridad suele tener un perfil de aluminio atornillado al borde de la puerta y sobre el cual va una banda de goma. Dentro de ésta,

hay un cable de acero que siempre está tenso. En el cabezal de la banda hay sujeto un cable de acero, el cual se tensa un poco más cuando alguien o algo ejercen presión. Al ocurrir esto, el cable tira de un mecanismo y éste libera el contacto de seguridad. Finalmente, dicho contacto está conectado al cuadro de control que manda las señales correctas a la puerta.

 

 

POWERMATIC2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *