MANDOS A DISTANCIA, TODO UN MUNDO EN TUS MANOS

mandos a distancia Powermatic

¡No todos los mandos a distancia son iguales! Y no hablamos de sus formas y colores. La manera de emitir, de programarse no siempre es la misma. Por ello en Powermatic queremos ayudaros a descubrir que tipo de mando tenéis entre manos.

FRECUENCIA Y CÓDIGO NO ES LO MISMO 

A la hora de meternos en el mundo los mandos a distancia, muchos cometemos el error de equivocar la frecuencia que usa nuestro emisor con el código que emite. Si jugamos a las similitudes, la frecuencia sería como la carretera para un coche,el camino que la señal del mando debe seguir para llegar al receptor. Por el contrario, el código sería como la llave con la que abriríamos la puerta de nuestra casa.

La mayoría de los mandos a distancia usan una frecuencia que va desde los 433.92 Mhz a los 868 Mhz. Por regla general, está última frecuencia es la utilizada para instalaciones en lugares de alta seguridad como comisarias, tribunales, etc. ya que se trata de una frecuencia a la que no le afecta los inhibidores. Por tanto, podremos encontrarnos mandos a distancia que aparentemente son iguales pero que emiten por frecuencias diferentes, lo que provocará que uno funcione y otro no.

CAMBIANTE O FIJO, ¿CÓMO ES TU MANDO?

Te hace falta un mando nuevo y quieres hacer una copia del que tienes, hay llega la primera de las dudas que te van a a asaltar. ¿Tengo un mando de código fijo o cambiante?

El código fijo se descubre al abrir el emisor. En caso de serlo, encontraremos en su interior unos microinterructores colocados en una posición determinadas. La copia de este tipo de mandos es bastante sencilla y no suele dar muchos problemas en el sistema de apertura.

Por el contrario, el sistema de códigos cambiantes, provoca que en cada pulsación que realicemos en el emisor, éste genere un código diferente que el receptor se encarga de descifrar y autorizar. El código de este tipo de mandos a distancia se compone de:

  • Un código instalador, totalmente personalizado y único.
  • Un número interno asignado al mando en concreto.
  • El número de pulsaciones realizadas con el mando hasta el momento.

Esta opción otorga mucha más seguridad ya que solo puede ser manipulado por el instalador.

LA COPIA DE MANDOS A DISTANCIA

La copia de mandos no siempre resulta tan fácil como parece. En los emisores de código fijo resulta bastante sencillo, pero el problema llega si lo que tienes entre manos es un mando con código cambiante. Podremos conseguir hacer la copia y convivirán los dos mandos, original y copia. El problema está cuando la copia alcance el mismo número de pulsaciones que el original. Aquí ambos empezarán a dar fallo de manera alternativa. Asimismo, en las comunidades de vecinos, las copias no autorizadas por el instalador pueden causar el bloqueo del sistema y que muchos mandos a distancia dejen de funcionar.

Desde Powermatic siempre aconsejamos contactar con la empresa instaladora a la hora de necesitar un emisor nuevo.