¿UNA PUERTA AUTOMÁTICA PERFECTA? EMPIEZA POR EL MATERIAL

puerta automática marbella

Hace 50 años a la hora de buscar una puerta automática la cosa era sencilla. La madera era la estrella y el material elegido por excelencia. Desde entonces, han sido múltiples los materiales que se han ido incorporando con el objetivo de mejorar las prestaciones, la estética, etc. de nuestras puertas.  En Powermatic hemos realizado innumerables montajes y diariamente nos encontramos con todo tipo de puertas. Si aun tenéis duda de que material queréis vuestra puerta, os ayudamos a despejarlas en este artículo.

PUERTA AUTOMÁTICA DE MADERA.

La madera es el elemento que tradicionalmente se ha utilizado en la fabricación de puertas a lo largo de la historia. Gracias al conocimiento de este tipo de material durante siglos, hoy en día podremos obtener verdaderas maravillas. Con una estética muy potente, la mayor desventaja radica en su vulnerabilidad a las variantes atmosféricas.

Las puertas de madera requieren de un constante mantenimiento para evitar que elementos como la humedad y el agua  les afecte. En caso de no prestarle la suficiente atención, ésta podría abombarse de tal manera que quedase inutilizada. Por tanto, recomendamos su uso en zonas que no estén tan expuestas a la climatología.

PUERTA AUTOMÁTICA  DE HIERRO Y/O ACERO.

El hierro y el acero fueron los materiales que rápidamente se incorporaron al sector.  Este tipo de puertas en su mayoría no son macizas. Lo que se ha trabajado habitualmente es, partiendo un núcleo de madera, el exterior se forra con chapas de acero de diferentes grosores.

Ofreciendo una dureza y resistencia mayor que la madera, las puertas de hierro/ acero permiten un mantenimiento mucho más sencillo. Hablamos de materiales que resisten perfectamente la abrasión de agentes atmosféricos exteriores. La mayor desventaja que presentan las puertas automáticas de acero/hierro es la manipulación. Debido a su gran peso, a la hora de elegirla tenemos que prestar mucha atención a: el diseño, el tamaño y el sistema de apertura.

PUERTA AUTOMÁTICA DE ALUMINIO

El aluminio es un elemento que presenta una gran durabilidad. Si a este aspecto le sumamos el lacado y/o anodizado, conseguir tener una puerta totalmente preparada para el exterior.De esta manera, la puerta no sufre ningún tipo de dilatación, contracción o deformación relacionado con los cambios de temperatura.

Las puertas automáticas de aluminio permiten una infinidad de acabados, dando rienda suelta a la creatividad del propietario. Entre las principales desventajas que encontramos, es que pese a su resistencia, en aluminio resulta bastante frágil frente a los golpes.

PUERTAS AUTOMÁTICAS DE FIBRA DE VIDRIO.

Las prestaciones de la fibra de vidrio han ido mejorando desde su incorporación al sector. Superando la fragilidad que ofrece la madera, la fibra de vidrio presenta una estética casi idéntica con la ventaja de que es un material mucho más resistente a las inclemencias del tiempo. Las puertas automáticas de vidrio aíslan perfectamente del frío, por lo que son perfectas para exteriores.

Con un mantenimiento bastante sencillo, la fibra de vidrio presenta un nivel de seguridad muy próximo al del acero y el hierro. Sin duda, estamos ante un material que equilibra rendimiento, durabilidad, seguridad y economía.

Si ya lo tienes claro, ¡en Powermatic te ayudamos a dar el siguiente paso!