LAS PILONAS COMO SOLUCIÓN PARA PASOS RESTRINGIDOS URBANOS

pilonas automáticas powermatic

En estos tiempo en los que vivimos, las pilonas son un elemento muy a tener en cuenta a la hora de mejorar la seguridad y la restricción del acceso a determinadas zonas. Un sistema de control con una estructura retráctil que consigue una regulación del tráfico rodado de manera eficiente.

Una de las grandes ventajas de las pilonas es que garantizan la limitación y gestión del paso de vehículos, sin afectar a la libertad de flujo peatonal. Estamos ante una convivencia perfecta entre seguridad y libertad. Además, las pilonas pueden ser completadas con diferentes mecanismos visuales o acústicos, dando opción a una gran variedad de sistemas de alarma y seguridad para el usuario.

Siempre pensando en la seguridad, los materiales utilizados para este tipo de sistemas van desde el hierro y el acero inoxidable, pasando por el polipropileno y la fundición. En relación a los materiales, encontramos un tipo pilona especial, denominadas antiterrorismo, las cuales están fabricadas de tal manera que son capaces de soportar grandes impactos sin verse afectado su funcionamiento.

Otra de las ventajas con las que cuenta la pilona es su gran variedad de acabados. Se pueden customizar de tal modo que conseguimos una integración perfecta con el entorno. Muy recomendado para no romper la estética en comunidades de vecinos, cascos históricos de ciudades etc.

Usos de las pilonas
  • Uso público: cascos urbanos, zonas peatonales, mercados, parkings públicos.
  • Uso privado: comunidades de vecinos, embajadas, comisaría de policías.
Diferentes tipos de pilonas:
  • Automática: destinadas para uso intensivo y en zonas de gran afluencia de vehículos. Encontraremos diferentes sistemas para hacerla funcionar; bien con mandos, tarjetas de proximidad, tags, teclados numéricos, presencia con reconocimiento, etc.
  • Semiautomática: destinado para uso no tan intenso, con una media de 50 vehículos por día. El sistema más habitual de funcionamiento es el de una llave que activa el desbloqueo y, a través de un sistema de pistón de gas, la pilona sube y baja.
  • Manual: el sistema es similar al de la pilona semiautomática, a través de una llave desbloqueadora. En este caso, la subida y bajada se hace de forma manual. Es un sistema sencillo , efectivo y bastante económico.
  • Antiterrorismo: son pilonas fabricadas con materiales especialmente resistentes, perfectos para evitar alunizajes, atentados, etc.

En Powermatic somos expertos en la instalación y puesta en funcionamiento de pilonas y bolardos. Si tienes cualquier duda, consúltanos y de asesoraremos sin compromiso alguno.