OTOÑO, UNA ÉPOCA COMPLICADA PARA TUS PUERTAS

otoño puertas automáticas

Decir adiós al verano es significativo del final de los días soleados, tranquilos y estables. En nuestro país la entrada del otoño conlleva una época de gran variabilidad meteorológica. Esto implica que nuestras puertas y sus automatismos se enfrenten a intensidades de calor, humedades y precipitaciones abundantes. Si en estos meses que hemos vivido de calorcito no has puesto a punto tu puerta automática, ¡es el momento!
En Powermatic vamos a darte una serie de pautas a tener en cuenta para que puedas disfrutar del otoño, tanto o más que del añorado verano.

HERMETISMO

Para que un chaparrón no se convierta en un suplicio, te recomendamos que revises el hermetismo y estanqueidad de todos los dispositivos eléctricos y electrónicos de tu puerta. Presta especial atención a aquellos motores enterrados en el suelo. Por experiencia te alertamos, pues la más mínima grieta puede dar al traste un motor en perfecto estado.

LIMPIEZA

No debes de olvidar que las puertas automáticas de tu casa también pertenecen a ella. Por ello, añade a tu rutina de limpieza, darle siempre un repasito a la puerta y su automatización.
Por ejemplo, las puertas correderas tienden a acumular en sus guías o rieles mucha suciedad, lo cual puede dificultar el recorrido de la puerta y causar problemas en el motor, entre otros elementos.

ENGRASE

La sequedad constante vivida en el verano puede hacer que los movimientos de tu puerta se vuelvan lentos y costos. Te va a resultar relativamente fácil detectar si ésta necesita engrase. ¿Cómo? Si durante su funcionamiento escuchas ruidos, chirridos inusuales… estás ante una señal clara de falta de engrase.
Desde Powermatic te recomendamos dedicar especial atención a los puntos de rozadura de la puerta, así como los puntos de unión y movimiento. Mantén tu puerta siempre engrasada, nunca en exceso, y ésta irá como la seda.

3 pautas sencillas para que lleves un control de tu puerta y estar preparad@ para cualquier estación del año.

 

  • Recuerda, es aconsejable contar siempre con un equipo técnico profesional para una revisión y puesta a punto a fondo! 🙂

AVERÍAS FRECUENTES EN LAS PUERTAS AUTOMÁTICAS

averías frecuentes en puertas automáticas

Son muchos los años que dedicados a la automatización de puertas y sistemas de seguridad. Después de tanto tiempo, en Powermatic solucionamos muchísimos tipos de problemas, algunos con mayor grado de dificultad que otros.

Con este artículo queremos mostraros las averías que frecuentemente se dan en las puertas automáticas y la manera de proceder ante ellas. Recordad que siempre es recomendable que un profesional cualificado os ayude para asegurarnos el perfecto funcionamiento de nuestra puerta.

Averías en Puertas Correderas.

El motor no funciona: si vemos que el motor de nuestra puerta no funciona, deberemos comprobar la entrada de alimentación al motor. Revisaremos también si hay fusibles fundidos o tal vez los cables estén fuera de sus clemas. No debemos de olvidar comprobar que los contactos de seguridad estén cortocircuitados y  que el emisor esté programado y enviando señal.

La puerta está cerrada y no podemos desbloquearla: tenemos que mirar que los finales de carrera esté actuando correctamente y que la puerta para sin presionar ni en la apertura ni en el cierre.

La puerta no abre ni cierra completamente: en este caso, tenemos que comprobar que la regulación de tiempos de maniobra de la puerta sea unos segundos superior a los realmente necesarios. Además, miraremos que los finales de carrera estén instalados correctamente. No podemos olvidar prestar atención, en todo el recorrido, al final de carrera.

Si cortamos el haz de la fotocélula y la puerta se detiene y cierra: tendremos que intercambiar entre sí los cables de apertura y cierre del motor, además de los finales de carrera.

El motor suena pero la puerta no abre ni cierra: primero tendremos que desbloquear la puerta y llevarla al centro. Pulsamos u comprobamos que la apertura y cierre del motor estén correctos, así como el final de carrera. Regulamos el embrague mecánico, electrónico y la fuerza.

La puerta se queda a mitad de recorrido: si el motor deja de funcionar, deberemos aumentar el tiempo de trabajo. Si se para la puerta pero el motor sigue funcionando,  debemos regular la fuerza (mecánica o electrónica) y comprobar que no haya ningún obstáculo.

Averías en Puertas Abatibles.

El motor/motores no funciona:  deberemos comprobar la entrada de alimentación al motor. Revisaremos también si hay fusibles fundidos o tal vez los cables estén fuera de sus clemas. Comprobamos que los contactos de seguridad estén cortocircuitados y  que el emisor esté programado y enviando señal.

Un motor abre y el otro cierra: intercambiar los cables de la apertura y cierre del motor. Para saber cuál es el correcto, tendremos que ver los leds de maniobra o esperar al cierre automático.

Si cortamos el haz de la fotocélula y la puerta se detiene y cierra: tendremos que intercambiar entre sí los cables de apertura y cierre del motor o motores.

Las puertas no cierra: comprobar que las fotocélulas están conectadas correctamente. Además verificar que están alineadas y que la señal llega al cuadro de maniobras. En caso de no estar instaladas, comprobaremos que las entradas correspondientes de seguridad estén punteadas.

Las puertas se paran a mitad de recorrido: tendremos que regular el tiempo de maniobra, al menos, dos o tres segundos por encima de lo necesario para realizar la maniobra completa.

La puerta no abre ni cierra completamente: comprobaremos el ajuste de fuerza hidráulica y/o electrónica. Verificaremos que no existan puntos de rozamiento en el recorrido de la puerta. No podemos olvidar comprobar que las cotas de instalación están colocadas correctamente.

Averías en Puertas Basculantes.

La puerta no funciona: comprobaremos primero la entrada de alimentación del motor. Además, tendremos que comprobar que no hay fusibles fundidos o cables fuera de las clemas. También verificaremos que el emisor esté programado y envíe señal. Finalmente, miraremos que los contactos de seguridad estén cortocirucitados.

El motor se para en la bajada y vuelve a subir: tendremos que comprobar el ajuste de fuerza del motor, así como que la puerta no tenga ningún obstáculo en su recorrido. Por último, revisaremos los finales de carrera.

Averías en Puertas Basculantes Contrapesadas.

La puerta no funciona: deberemos comprobar la entrada de alimentación al motor. Revisaremos también si hay fusibles fundidos o tal vez los cables estén fuera de sus clemas. No debemos de olvidar comprobar que los contactos de seguridad estén cortocircuitados y  que el emisor esté programado y enviando señal.

Al abrir o cerrar el motor sigue funcionando: tendremos que regular los finales de carrera.

La puerta no cierra: comprobaremos que las fotocélulas están bien conectadas, alineadas y que la señal llega al cuadro de maniobras. En caso de no estar instaladas, miraremos que las entradas correspondientes de seguridad estén punteadas.

La puerta baja a trompicones: verificaremos que la puerta está correctamente equilibrada; añadiendo peso si fuese necesario.

El motor suena pero la puerta no sube: tendremos que comprobar que la puerta está equilibrada y añadiendo peso si fuese necesario.

Avería en barreras.

La barrera no funciona: hay que comprobar la entrada de alimentación al motor, que no haya fusibles fundidos o los cables estén fuera de sus clemas. Además, miraremos que el emisor esté programado y envíe correctamente su señal, así como que los contactos de seguridad estén cortocircuitados.

La barrera no abre: verificar el muelle de compensación, las conexiones del motor y finales de carrera.

La barrera no cierra: tenemos que ver que las fotocélulas estén conectadas correctamente, alineadas y que la señal llegue a al cuadro de maniobras. En caso de no estar instaladas, comprobaremos que las entradas de seguridad correspondientes estén punteadas.

La barrera baja o sube a trompicones: deberemos de regular el muelle de compensación.

¿UNA PUERTA AUTOMÁTICA PERFECTA? EMPIEZA POR EL MATERIAL

puerta automática marbella

Hace 50 años a la hora de buscar una puerta automática la cosa era sencilla. La madera era la estrella y el material elegido por excelencia. Desde entonces, han sido múltiples los materiales que se han ido incorporando con el objetivo de mejorar las prestaciones, la estética, etc. de nuestras puertas.  En Powermatic hemos realizado innumerables montajes y diariamente nos encontramos con todo tipo de puertas. Si aun tenéis duda de que material queréis vuestra puerta, os ayudamos a despejarlas en este artículo.

PUERTA AUTOMÁTICA DE MADERA.

La madera es el elemento que tradicionalmente se ha utilizado en la fabricación de puertas a lo largo de la historia. Gracias al conocimiento de este tipo de material durante siglos, hoy en día podremos obtener verdaderas maravillas. Con una estética muy potente, la mayor desventaja radica en su vulnerabilidad a las variantes atmosféricas.

Las puertas de madera requieren de un constante mantenimiento para evitar que elementos como la humedad y el agua  les afecte. En caso de no prestarle la suficiente atención, ésta podría abombarse de tal manera que quedase inutilizada. Por tanto, recomendamos su uso en zonas que no estén tan expuestas a la climatología.

PUERTA AUTOMÁTICA  DE HIERRO Y/O ACERO.

El hierro y el acero fueron los materiales que rápidamente se incorporaron al sector.  Este tipo de puertas en su mayoría no son macizas. Lo que se ha trabajado habitualmente es, partiendo un núcleo de madera, el exterior se forra con chapas de acero de diferentes grosores.

Ofreciendo una dureza y resistencia mayor que la madera, las puertas de hierro/ acero permiten un mantenimiento mucho más sencillo. Hablamos de materiales que resisten perfectamente la abrasión de agentes atmosféricos exteriores. La mayor desventaja que presentan las puertas automáticas de acero/hierro es la manipulación. Debido a su gran peso, a la hora de elegirla tenemos que prestar mucha atención a: el diseño, el tamaño y el sistema de apertura.

PUERTA AUTOMÁTICA DE ALUMINIO

El aluminio es un elemento que presenta una gran durabilidad. Si a este aspecto le sumamos el lacado y/o anodizado, conseguir tener una puerta totalmente preparada para el exterior.De esta manera, la puerta no sufre ningún tipo de dilatación, contracción o deformación relacionado con los cambios de temperatura.

Las puertas automáticas de aluminio permiten una infinidad de acabados, dando rienda suelta a la creatividad del propietario. Entre las principales desventajas que encontramos, es que pese a su resistencia, en aluminio resulta bastante frágil frente a los golpes.

PUERTAS AUTOMÁTICAS DE FIBRA DE VIDRIO.

Las prestaciones de la fibra de vidrio han ido mejorando desde su incorporación al sector. Superando la fragilidad que ofrece la madera, la fibra de vidrio presenta una estética casi idéntica con la ventaja de que es un material mucho más resistente a las inclemencias del tiempo. Las puertas automáticas de vidrio aíslan perfectamente del frío, por lo que son perfectas para exteriores.

Con un mantenimiento bastante sencillo, la fibra de vidrio presenta un nivel de seguridad muy próximo al del acero y el hierro. Sin duda, estamos ante un material que equilibra rendimiento, durabilidad, seguridad y economía.

Si ya lo tienes claro, ¡en Powermatic te ayudamos a dar el siguiente paso!

 

CELEBRADA EN VALENCIA LA 1ª FERIA INTERNACIONAL DE PUERTAS AUTOMÁTICAS

FERIA INTERNACIONAL DE PUERTA AUTOMATICAS 2017

Los pasados 8,9 y 10 de febrero se celebró en la ciudad de Valencia la 1ª Feria Internacional de Puertas Automáticas. El evento reunión durante esos tres días a todo el sector de puertas automáticas, abriendo un camino de encuentro entre todos los profesionales que conformamos el sector.

Un total de 70 expositores, provenientes de Francia, Italia, Portugal y España ocuparon el pabellón 5 de la Feria de Valencia. Una plataforma nunca antes vista en nuestro país, que contó con el apoyo de la APA, la Asociación de Puertas Automáticas, y la Generalitat de Valencia, personificado en la figura del  Director General de Comercio y Consumo, Naxto Costa, quien realizó la inauguración oficial y visitó a los expositores. Puertas residenciales, comerciales, cortafuegos, automatismos… en esta primera edición pudimos conocer los últimos avances y tecnología aplicada a puertas automáticas.

El éxito de tanto de expositores, como de asistentes han dado muestras de que estas iniciativas y eventos son necesarios en España. Una feria que, según sus organizadores, ha sido creada desde el sector para el propio sector. Este objetivo se ha alcanzado, como muestra el perfil técnico y profesional de los asistentes. Joan Didoc, gerente de Collbaix, ha catalogado a esta 1ª Feria Internacional de Puertas Automáticas como “el inicio de un nuevo futuro” donde esta plataforma nacional se convierta en un referente en toda Europa.

En Powermatic no nos quisimos perder el evento y por ello nos trasladamos a Valencia. En busca de inspiración, nuevas ideas y tecnologías. Siempre con la idea de encontrar lo mejor del sector para poder ofrecérselo a todos nuestros clientes. Por ello, formamos parte de lo más de 700 asistentes al Congreso Internacional de Puertas Automáticas, que se celebró el segundo día de Feria. Una jornada técnica del sector, donde a través de diversas ponencias tomamos nota de las innovaciones que están por llegar.

El 2019 tenemos todos una nueva cita. Nos esperan más espacio y más participantes. ¡No nos lo vamos a perder! 🙂

MOMENTOS DE LA 1ª FERIA INTERNACIONAL DE PUERTAS AUTOMÁTICAS
[Best_Wordpress_Gallery id=”25″ gal_title=”FIPA2017″]

 

 

 

GUARDA TUS ESPALDAS CON UN CONTRATO DE MANTENIMIENTO

contrato de mantenimiento

Nunca nos acordamos de ellos hasta que vemos en un aprieto. Los contratos de mantenimiento constituyen un seguro y en mucho casos un salvavidas en momentos críticos. La conservación y mantenimiento en elementos como puertas automáticas, barreras, etc. son un elemento esencial.Más aún si hablamos de comunidades de vecinos, donde el uso de estos mecanismos es intenso. Un correcto mantenimiento permitirá alargar su vida de manera significativa. En Powermatic ofrecemos diferentes tipo de contratos de mantenimiento: básico, todo riesgo y preventivo.

CONTRATO DE MANTENIMIENTO BÁSICO

Con este tipo de contrato el cliente se asegura a asistencia, sin coste de mano de obra. La incidencia tiene que ser comunicada en día laborable. Constituye el contrato más básico, excluyendo los fines de semana y festivos. Estos días quedarían sin asistencia por parte de nuestros técnicos. El resto de condiciones se asemejan y es común al resto de contratos con los que trabajamos.

CONTRATO DE MANTENIMIENTO TODO RIESGO

Al suscribirse al contrato de mantenimiento a todo riesgo, el cliente acaba de asegurarse una cobertura total. Con una asistencia técnica de 24 horas, nuestro equipo técnico estará activo y alerta los 365 días del año. Asimismo, y de manera bimestral, nuestros profesionales realizarán una revisión de todas las instalaciones adscritas al contrato.

La cobertura incluye tanto las horas que los técnicos necesiten para realizar la reparación, como los materiales utilizados en la misma. Quedarán fuera de cobertura aquellas averías cuyo origen sea: golpes, variaciones de voltaje energético, manipulaciones indebidas, robos, incendios e inundaciones.

CONTRATO DE MANTENIMIENTO PREVENTIVO.

Con este tipo de contrato de mantenimiento, el cliente cuenta con una cobertura 24 horas los 364 días del año. El equipo de profesionales de Powermatic estará siempre disponible ante cualquier incidencia. Puntualizamos, que al igual que el contrato a Todo Riesgo, depende del origen de la avería, ésta estará dentro de la cobertura o no. Aquellas averías ocasionadas por golpes, variaciones de voltaje energético, manipulaciones indebidas, robos, incendios e inundaciones; no estarán cubiertas.

Otra de las diferencias con el contrato a Todo Riesgo radica en que los materiales necesarios para la reparación NO están incluidos. Si bien, las horas necesarias, por parte de los técnicos para su arreglo,sí lo estarán. Por otro lado, contará con una revisión bimestral de todos los elementos suscritos, garantizando su correcto funcionamiento.

Sea cual sea la opción que más se adapte a ti, no dejes de cubrirte las espaldas y gana en tranquilidad. En pleno s.XXI ésto no es fácil.

 

NORMATIVA PARA PUERTAS AUTOMÁTICAS

¿Sabes si la puerta de tu comunidad de vecinos cumple todos los requisitos que marca la normativa para puertas automáticas comunitarias?

Qué debes tener en cuenta

Lo primero es saber si la puerta se instaló antes o después de mayo del año 2005, fecha en la cual se produjeron los cambios en la ley sobre puertas de garaje comunitarias. A partir de ese año la puerta automática instalada ya sea de tipo basculanteseccionalcorrederabatiente o enrollable debe ajustarse a la normativa.

Si el portón es anterior a la fecha que indicamos pero ha sufrido modificaciones en alguno de sus componentes de importancia para la seguridad, puesta en marcha, estructura, transformación de la puerta, …etc. deberá tenerse en cuenta lo siguiente:

El marcado CE

La AEPA, Asociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas, se encarga de informar a los usuarios y profesionales de puertas industriales y residenciales sobre la legislación relacionada con el marcado CE de las mismas. Y por ley se requiere cumplir unos criterios para la correcta aplicación del marcado CE en las puertas industrialescomerciales, de garaje y portones.

Así mismo, desde AEPA velan por la seguridad de los cerramientos automáticos y manuales e informan de la documentación necesaria y exigible para cumplir la normativa vigente.marcado CE normativa puertas automáticas

Partimos de que las prestaciones mecánicas de una puerta de garaje comunitaria ya deben estar aseguradas desde fábrica y posterior instalación. Deben quedar sujetas a mantenimiento para un número de ciclos de maniobra que señala el fabricante siempre de acuerdo con la norma UNE.

Los responsables de las cancelas motorizadas de ‘nueva fabricación’ deben hacerse cargo de comprobar y garantizar el cumplimiento de las Directivas: DM,DBT y DCEM.

Responsabilidades en caso de accidente

En general el propietario de la puerta va a responder de los daños que esta cause a terceros conforme al artículo 1.902 del Código Civil, cuando estos se ocasionen por acción u omisión, interviniendo culpa o negligencia.

El que la puerta no esté dotada de los elementos de seguridad a disposición del mercado según el estado de la técnica será considerado como negligente por los Juzgados y Tribunales, condenando al propietario, pues el baremo que se utiliza para sancionar una conducta es la del comportamiento del “buen padre de familia”, y se considerará como negligente el no adoptar aquellas medidas de seguridad al alcance del titular, sin un sacrificio notable, que hubieran impedido el siniestro.

La responsabilidad se podrá deducir también en  base al artículo 1.907 del Código Civil que declara la responsabilidad del propietario del edificio que se arruina  en todo o parte por falta de las reparaciones necesarias.

No obstante, si tuviéramos contratado el mantenimiento a una empresa  conservadora y ocurre un accidente, la Comunidad de Vecinos puede tratar de derivar la responsabilidad de ese siniestro al mantenedor en base al art.1.101 del Código Civil por responsabilidad contractual, demostrando que el mantenedor ha incumplido las obligaciones de su encargo o lo ha ejecutado en forma negligente, con la ventaja de que es de cargo del mantenedor el demostrar que ha cumplido con diligencia su trabajo.

Sanciones

La conducta podría incidir  en el ámbito penal en caso de imprudencia grave y resultado de muerte conforme al art. 142 del Código Penal que establece que el que por imprudencia grave causare la muerte de otro, será castigado como reo de homicidio imprudente, con la pena de prisión de uno a cuatro años. En supuestos de imprudencia leve el infractor es castigado con pena de multa. Además de la responsabilidad penal el infractor será condenado a satisfacer las responsabilidades civiles que se establezcan.

¿Es obligatorio tener suscrito un contrato de mantenimiento por el propietario de la puerta de garaje con un mantenedor?

No es obligatorio, pero nuestro servicio para las comunidades de vecinos muestra un mayor número de ventajas.

La norma UNE-EN 12635:2002 + A1: 2009 remite para las operaciones de mantenimiento a las instrucciones que el  fabricante dé al respecto, y señala que  ciertos trabajos de reparación y mantenimiento deben llevarse a cabo por profesionales cualificados.

La contratación de estos profesionales se puede efectuar en forma totalmente libre por el propietario, realizándola para cada acto de mantenimiento, sin necesidad de suscribir un contrato de carácter permanente y de renovación periódica.

Un contrato de mantenimiento libera a la comunidad de vecinos de posibles responsabilidades en la mayoría de las situaciones, ya que desde el mismo momento de sus suscripción,  la responsabilidad pasa al mantenedor, que es el encargado de realizar las inspecciones en la forma y fecha establecidas. Además se  evita establecer la fechas del mantenimiento por la propia comunidad ,derivando esta responsabilidad sobre el mantenedor, siendo este el responsable de su cumplimiento.

PUERTAS AUTOMÁTICAS SILENCIOSAS

PUERTAS AUTOMATICAS SILENCIOSAS

Sabemos que muchas comunidades necesitan puertas automáticas silenciosas para evitar molestias a sus vecinos. Normalmente las viviendas ubicadas junto a la puerta del garaje sufren graves molestias ya que la transmisión de ruido y vibraciones que genera la puerta automática en su movimiento. También las que genera el motor de la misma se transmite a sus dormitorios. Ello provoca un serio problema tanto a los vecinos afectados, como a los administradores de fincas responsables de generar una buena convivencia.

Aunque parezca algo sorprendente, es muy habitual y mucho más molesto de lo que nos podemos imaginar. El ruido en las puertas automáticas comunitarias y las consecuencias sobre las familias afectadas son tan importantes que pueden producir enfermedades relacionadas con el sueño como el insomnio. También puede causar depresión en cualquier tipo de personas cuando se someten a esta molestia durante largos periodos de tiempo. En la mayoría de los casos el resto de vecinos que no sufren de este problema suelen ser insensibles. Nosotros somos consientes y hemos trabajado para dar la mejor solución a este tipo de problemas.

ESPECIALISTAS EN PUERTAS SILENCIOSAS

Desde hace muchos años, nos hemos especializado en solucionar este tipo de problemas. Para ello, analizamos caso por caso y proponemos soluciones personalizadas al alcance de cualquier tipo de comunidad. En este caso que os mostramos en vídeo, se trata de una comunidad de propietarios en Marbella donde hemos reducido el ruido del motor sobre un 30% y las vibraciones casi a la mitad.

Eliminar el ruido o las vibraciones al completo es casi imposible. Reducir estas molestias se pueden minimizar mucho y reforzando estas actuaciones con un correcto mantenimiento se puede solucionar la mayoría de los problemas.

Si tenéis problemas con puertas automáticas en vuestra comunidad, no dudéis en contactar con nosotros sin ningún compromiso. Haremos todo lo posible para que la puerta automática de vuestra comunidad no os quite más el sueño.

INSTALACIÓN PUERTAS ENROLLABLES EN TERRAZAS

puerta enrollable terraza

Con este artículo inauguramos esta nueva sección de los últimos montajes e instalación de nuestra empresa.

En esta ocasión, se trata de la instalación de tres puertas enrollables de seguridad en Guadalmina Baja, una de las urbanizaciones con más solera de Marbella.

La obra que ha sido realizada por Glocal Design Estudio. Ha permitido aprovechar al máximo una zona que antes de la obra era poco utiliza y estamos seguros que pasará a ser la mas utilizada tanto en Invierno como en Verano.

Os dejamos unas fotos de la instalación. Desde aquí agradecer tanto a la propietaria como ha Glocal Design Estudio la confianza que han depositado en nuestra empresa. En este enlace podéis ver otras instalaciones que nuestra empresa a realizado de puertas enrollables de seguridad para terrazas. Podrás encontrar diferentes tipos de acabados tanto en acero como en aluminio.