ROBO DE VEHÍCULOS EN APARCAMIENTOS COMUNITARIOS

armario de llaves Powermatic

Las estadísticas en nuestro país confirman que se produce un robo de vehículo cada 3 minutos. Un total de 150.000 vehículos robados al año. La principal causa de este tipo de robos, es la falta de control en los mandos a distancia que permiten el acceso a garajes comunitarios. En la mayoría de comunidades no existe un control de llaves y mandos a distancia. Nada que deje constancia de las personas que tienen acceso a la comunidad y del número de emisores o llaves del que disponen. Es por ello, que cuando un mando o llave de acceso a la comunidad desaparece, ya sea por pérdida o robo, nadie disponga de esta información, facilitando de este modo el acceso a personas no autorizadas.

En la actualidad existen llaves y mandos a distancias que asocian el código del dispositivo con la identificación del propietario, de este modo, siempre dispondremos de un registro de quien tiene acceso a nuestra comunidad y donde se le permite el acceso. También en las comunidades de vecinos es frecuente que el personal de mantenimiento necesite multitud de llaves para acceder a diferentes espacios, como portales, zonas comunes, trasteros y demás, cuando podría hacerlo con una sola llave. A veces tenemos un remedio que es casi peor, y es que se hagan llaves iguales para muchas puertas, con lo que cualquier persona que disponga de una llave pueda abrir hasta el último trastero de una comunidad sin control.

¿CÓMO EVITAR EL ROBO?

Evitarlo en la actualidad es fácil y sencillo, tan solo se requiere buena voluntad y la implicación del administrador de la comunidad para mantener la base de datos actualizadas. Para ello, tan solo es necesario que los nuevos sistemas de llaves y los mandos a distancia para las puertas de garajes que se instalen, dispongan de un código externo, que identifica el dispositivo y lo asocia al propietario o personal de la comunidad. de este modo cada usuario dispone de una llave o mando que tiene acceso únicamente a los espacios que esté autorizado.

En caso de pérdida o robo, ese dispositivo, al tener un código único e irrepetible, puede ser borrado sin perjudicar al resto de usuario. Incluso si es necesario el acceso a determinados espacios, como gimnasios, piscinas o espacios recreativos, pueden disponer de un horario de uso, que solo permitiría el acceso a los propietarios en el horario o fecha indicada. Aunque el personal de seguridad o mantenimiento podría acceder a cualquier hora. En ambos sistemas, también se puede instalar un control de eventos, que dejaría constancia de los últimos accesos con nombre de usuario y hora de entrada o salida.

Como veis, evitar robos en garajes y viviendas es posible con los nuevos sistemas de control de accesos para comunidades de propietarios. Estamos seguros que los propietarios de las comunidades que administráis, os lo van a agradecer. Reduciréis considerablemente la posibilidad de robos o actos vandálicos..