EL VERANO PONE A PRUEBA A LOS ADMINISTRADORES DE COMUNIDADES

comunidades de propietarios costa del sol malaga powermatic control de accesos

Con la llegada de la temporada estival, las comunidades de vecinos ubicadas en la costa se sienten desbordadas de propietarios e inquilinos que alquilan viviendas para pasar sus vacaciones. El aumento y trasiego de éstos se incrementa de manera exponencial; hecho que está estrechamente relacionado con la cantidad de problemas y situaciones de inseguridad que se dan también en las comunidades.

Estas comunidades costeras cuentan con la particularidad de que, durante los meses de verano, la población ya no solo aumenta considerablemente, sino que ésta se encuentra en un constante cambio de inquilinos cada semana o cada quince días. El desconocimiento de las normas y la relajación o descuido, debido a la temporalidad de la estancia, hace que la gestión diaria para los administradores se compliquen notablemente durante está época.

LOS PRINCIPALES PROBLEMAS VERANIEGOS EN LAS COMUNIDADES

Un ejemplo claro, de este aumento de problemas, lo encontramos en el garaje y el mal uso de las plazas de aparcamiento. Esta zona común se convierte en un territorio sin normas ni control. Las plazas parecen haber perdido su dueño, y día tras día llegan quejas y reclamaciones a los administradores debido a ocupaciones incorrectas de plazas de garaje por parte de inquilinos o propietarios; que a veces no conocen exactamente las normas de la comunidad, porque solo utilizan estas plazas en verano, o a veces tienen una cesión temporal por parte de algún otro vecino.

Un punto caliente en verano son los accesos comunes de una comunidad y su uso, como puede ser la entrada al portal o determinadas zonas de la comunidad. Éstas son a lo largo del año un elemento de especial atención y cuidado, pues constituyen la imagen y primera impresión del recinto. Siempre sometidas a una serie de normas, todas ellas conocidas y respetadas por los inquilinos y usuarios habituales.  Sin embargo, en estos meses de verano y vacaciones,  la comunidad se enfrenta a constantes vulneraciones, como por ejemplo: no respetar los horarios de piscina, gimnasios, zonas de ocio, etc.

Otro punto conflictivo en estas fechas son las llaves para acceder por los distintos accesos del edificio. Tanto las de acceso a la comunidad, zonas comunes, como garajes y domicilios son la principal barrera para mantener la seguridad del recinto y sus inquilinos. En este sentido, el número de llaves perdidas, dañadas por el mal uso, durante la temporada estival, supone un elevado coste para la comunidad de propietarios; así como una brecha en la seguridad que pone en riesgo a la comunidad y sus viviendas.

EXISTEN SOLUCIONES

Ante todas estas situaciones, los administradores de fincas se ven obligados a buscar soluciones a todos estos problemas y paliar de algún modo este tipo de situaciones. Encontrar un sistema de control de acceso que permita gestionar quién tiene derecho de acceso y por donde con las llaves y mandos a distancia hoy en día es muy fácil. Gracias a los últimos avances tecnológicos aplicados en el sector, los sistemas pueden ser gestionados por la propia comunidad. De este modo se establecen diferentes privilegios de acceso a cada una de las zonas, en los horario que se establezca por ejemplo para las piscinas. Un objetivo prioritario y clave para lograr un verano tranquilo y seguro para todos.

Actualmente existen en el mercado sistemas de llaves y mandos incopiables, y que gracias a su fácil y rápida implementación permiten el control incluso desde un smartphone o tablet.

Los problemas se repiten cada año y las soluciones hoy en día están al alcance de todos tan solo se necesita un poco de tecnología y antelación para evitar problemas.

¿CÓMO EVITAR LOS ROBOS ESTE VERANO?

robos en domicilios en verano recomendaciones

Robos y verano parece que se vienen dando la mano desde hace mucho tiempo.  Las vacaciones de verano son la tentación por excelencia para los amigos de lo ajeno. La época en la que más tiempo se abandonan los hogares y negocios. Hay menos personal en todas partes, menos vecinos que mantengan la actividad alrededor de nuestras viviendas.  En resumen, que justo cuando la mayoría quiere disfrutar de unos días relajados es cuando ellos están de temporada alta y aprovechan para “trabajar” con más tranquilidad y hacer su particular agosto.

Por ellos, vamos a daros una pequeñas pautas para que evitar robos y posibles sustos a la vuelta de las vacaciones.

No os olvidéis

  • Sea discreto. No le cuente a nadie, excepto a personas de mucha confianza, los días que estará fuera de casa.
  • No publique las fotos de sus vacaciones en las redes sociales en público ni ponga la localización. Evitaremos que sepan lo lejos que está de su hogar.
  • No deje objetos de valor a la vista y si es posible, déjelos en algún sitio custodiado o con personas de confianza. Esto es válido también para su vehículo, pues así puede evitar roturas de cristales.
  • Cierre bien las puertas, ventanas y balcones. Deje las persianas subidas a medias y las cortinas bien cerradas. De esta forma no parece que la casa esté deshabitada pero tampoco podrán mirar hacia dentro.
  • No facilite la entrada en el inmueble a personas desconocidas. Solicite identificación al personal del gas, agua, electricidad, etc.
  • Controle el correo que va a recibir. Generalmente recomendamos que tanto un portero, como un familiar o vecino, recojan su correo para que no se acumule y eso denote su ausencia. En estas fechas vamos más allá y le recomendamos que contrate en Correos un apartado postal para el verano. No tendrá que preocuparse por si llega algo importante y además, no se acumulará el correo a la vista de todos.
  • Instale temporizadores automáticos que enciendan luces, radio, ventiladores y televisión.  Programe los horarios habituales de uso de estos electrodomésticos. La música durante el día, la televisión por la noche con las cortinas corridas para que no puedan ver quien la está viendo. Los ventiladores en las horas más calurosas y las luces en diferentes habitaciones varias veces por la noche.
  • No guarde una llave de repuesto en ningún lugar previsible. De hecho, es mejor guardar una copia en casa de otra persona lugar sin relación con su hogar.
  • Revise que toda la iluminación funcione correctamente. Si instalamos programadores pero luego las luces no se encienden, no sirve de mucho. Es importante comprobar el funcionamientos de toda la iluminación antes de marcharnos.
  • Haga una copia de seguridad de todos los documentos y archivos importantes de su ordenador y de la agenda de su teléfono.
  • Guarde el número de serie de todos los electrodomésticos y dispositivos de valor por si consiguen robar. Le facilitará las cosas con los seguros y policía.

Ante los robos un buen sistema de vigilancia

Después de todos estos consejos, que siempre está bien aplicarlos, siempre podemos recurrir un sistema de videovigilancia. Gana en tranquilidad con la instalación en tu domicilio un CCTV que controle todos los accesos. Ya sea verano o invierno, tu hogar siempre estará seguro.

Existen muchos sistemas y cámaras para ello. Tened en cuenta las dimensiones y características de la zona a controlar. Muchas veces puede parecernos algo complicado.  Buscad información cualificada y profesional para tomar la mejor de las opciones.