Las fotocélulas de espejo o de catadriópticos tiene como principal ventaja aumentar la seguridad considerablemente en cualquier tipo de puertas o barreras automáticas.

La instalación de las fotocélulas de espejo o de catadriópticos resulta fácil y sencilla, por lo que os podéis hacer con una de ellas y montarlo en vuestro domicilio.

Estos sensores requieren de un componente emisor que genera la luz, y un componente receptor que percibe la luz generada por el emisor.

Están diseñados especialmente para la detección, clasificación y posicionado de objetos; la detección de formas, colores y diferencias de superficie, incluso bajo condiciones ambientales extremas.