PUERTAS BASCULANTES, LA SOLUCIÓN QUE NO DEFRAUDA

puertas basculantes

Las puertas basculantes son una tipología muy común dentro del sector, tanto en su versión manual como automatizada. En este artículo vamos a adentrarnos en su funcionamiento, ventajas y características. Una pequeña visita que arrojará luz sobre este tipo de puertas.

FUNCIONAMIENTO

La puerta de garaje basculante, también llamada levadiza o contrapesada, esta formada por una o dos hojas que basculan verticalmente. Se desplaza arriba y abajo, por las guías laterales, quedando la hoja pegada al techo al abrirse.

VENTAJAS

Todas las puertas automáticas requieren un mantenimiento periódico. Partiendo de esta premisa, podemos decir que la puertas basculantes no suele dar grandes problemas y por tanto su mantenimiento resulta sencillo y bastante económico. Un procedimiento que es esencial y que convierte las puertas basculantes en una opción económicamente muy interesante.

La fiabilidad es otro de las ventajas destacada de las puertas basculantes. En su proceso de apertura y cierre cuentan con un contrapeso que ayuda a equilibrar la puerta, ofreciendo un movimiento suave y fiable.

La versatilidad en el diseño de este tipo de puertas es otra de sus grandes bazas. Así, podemos encontrar puertas de chapa lisa, perforada, en barrotes, deploré, cuarterones… Una gran variedad de opciones que se adapta a todos los gustos y necesidades.

TIPOLOGÍA

Las puertas basculantes se clasifican en dos grandes grupos:

  • Puertas de 1 hoja: destinadas principalmente al uso residencial, cuentan con un muelle que equilibra su movimiento vertical. Gracias a que queda totalmente alineada con el techo, la puerta basculante de 1 hoja nos permite disfrutar de todo el espacio interior de nuestro garaje.
  • Puertas de 2 hojas: la basculante de 2 hojas es la solución más usada por las comunidades o áreas que requiere un uso intensivo. Las puertas basculantes de 2 hojas cuentan con un contrapeso lateral que ayuda a su apertura y cierre. Asimismo, permiten la incorporación insertada en la puerta automática de un acceso peatonal, ¡dos accesos en uno!

SEGURIDAD

Toda puerta automática debe contar con elementos de seguridad, para así cumplir con la normativa vigente. Entre los elementos de seguridad generales y específicos de las puertas basculantes, vamos a destacar los siguientes:

  • Fotocélulas: bien si situadas en el exterior o interior de la puerta, estos sensores hacen retroceder el cierre de la puerta cuando detecta un obstáculo (persona, animal, vehículo…)
  • Sistema anti paracaídas: este sistema de seguridad es exclusivo de las puertas basculantes. Los paracaídas evitan una caída libre de la puerta en caso de se rompa el cable de acero o cadena la misma.
  • Sistema anti pinzamiento: este elemento de seguridad protege las zonas de bisagras para evitar el cizallamiento de las manos.
  • Parada de emergencia: mediante un pulsador podremos cortar el suministro eléctrico a la puerta y por tanto, frenar su movimiento en seco.

Junto estos elementos de vistos podemos, de manera opcional, completar la seguridad de nuestra puerta con señalizaciones luminosas, semáforos o lazos magnéticos. Estos últimos necesitan detectan en su superficie un vehículo/moto para activar el funcionamiento de la puerta.

Las puertas basculantes son una opción que cubre, siempre, las expectativas. Si tienes cualquier duda, en Powermatic te asesoramos en lo que necesites.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button