COMPONENTES DEL SISTEMA CCTV A TENER EN CUENTA

componentes sistema CCTV

Enfrentarnos a los componentes que conforman un sistema de videovigilancia puede resultar bastante lioso, pero necesario. Conocer sus características, sus potenciales y funciones es esencial para lograr nuestro objetivo: aumentar la seguridad.

En este artículo nos detendremos en alguno de los elementos del sistema CCTV para ver sus prestaciones y las diferentes opciones existentes. Una pequeña guía para entender si un presupuesto se adapta a nuestras necesidades o no.

TU CÁMARA CCTV

La cámara es el componente más visible de un sistema CCTV. Su evolución tecnológica ha sido rapidísima, por lo que en el mercado podemos encontrarnos un sin fin de opciones. Para no perdernos mucho, os señalamos las características a tener en cuenta cuando buscamos nuestra cámara:

  • Alimentación: podemos encontrar cámaras que van a 200VCA, 24VAC o 12VCC. Hay que estar atentos a este dato para no equivocarnos.
  • Tipo de sensor: diferenciaremos entre sensor CCD, capta blanco/negro, y el CMOS que capta blanco, negro y/o infrarrojos.
  • Resolución: mide la calidad con la que se reproducen los detalles finos de una escena, es decir, la definición de la imagen. La resolución estándar de una cámara de videovigilancia es de 420TVL(líneas de televisión), la cual está por encima de la media de las cámaras de vídeo.
  • Sensibilidad: nos indica la cantidad mínima de iluminación, que necesita una escena, para obtener una señal de vídeo. Se mide en LUX. Tendremos que pensar dónde colocaremos la cámara y qué queremos captar para elegir una cámara con sensibilidad adecuada.
  • Lentes: la elección de una lente u otra dependerá de la distancia entre la cámara y lo que queremos captar, así como la iluminación en la escena. Podemos distinguir:
    • Iris fijo: cámaras perfectas para espacios interiores donde la luz es constante.
    • Iris variable manual: cámaras usadas en espacios interiores donde se producen variaciones entre la luz existente y la proveniente del exterior.
    • Autoiris: cámaras perfectas para espacios exteriores donde éstas se autorregulan para obtener siempre una buena calidad, sin importar la iluminación.
    • Fijas: las cámaras con lentes fijas pueden elegirse cuando hemos definido fehacientemente que la lente es la correcta. Después no hay opción a modificación.
    • Varifocales: cuando el campo de visión es inseguro y debemos colocar primero el sistema para definirlo, recurriremos a las cámaras varifocales. Éstas permiten modificaciones posteriores.
    • Zoom: perfectas para cuando se necesitan captar imágenes cercanas y lejanas alternativamente.

VISIONAR LAS IMÁGENES

Otro de los componentes esenciales en el sistema de CCTV son los monitores.  Sin tener tantas opciones como en las cámaras, hay varios elementos que debemos tener en cuenta. La división básica que nos encontramos son:

  • Blanco y negro: monitor que permite una mejor resolución.
  • Color: los monitores a color nos permiten visualizar mejor los objetos.

Si lo que buscamos es visualizar muchos detalles en la imagen, necesitaremos una mayor resolución y por tanto un monitor en blanco/negro. Por el contrario, si lo que queremos es identificar objetos y/o personas, nos decantaremos por el monitor a color.

El tamaño de los monitores también es un elemento a tener en cuenta. La medición se realiza en pulgadas y se toma en cuenta el tamaño diagonal del monitor. Los tamaños más utilizados son los de 9″ (23cm) y 12″ (31cm). Existen monitores más pequeños, de 5″ y 7″, que son utilizados en los sistemas de observación.

La visualización de varias cámara a vez en un mismo monitor es posible gracias a los compresores QUAD y multiplexor. Esta tecnología primero digitaliza la imagen y después la comprime en cada uno de los cuadrantes creados.  Se sincroniza la señal y podemos ver de manera simultánea 4 cámaras en un monitor.

LA TRANSMISIÓN DE LA IMAGEN

El sistema de CCTV consta de diferentes componentes conectados entre sí. Esto no significa que cualquier cable sea adecuado, cualquier lugar sea idóneo para colocar los cables, o que sea necesario contar con cables.

Dicho lo dicho, la transmisión de imágenes podemos realizarla por:

  • Cable coaxial: este cable se compone de un blindaje que evita las interferencias electromagnéticas superiores a 50kHz. Si utilizamos este cable, recomendamos colocarlo, al menos,  30cm separado de otros cables que transmitan energía.  La interferencia se verá reflejada en el monitor con la aparición de barras horizontales que se desplazan de arriba a abajo.
  • Cable trenzado por UTP: cable usado en aquellas instalaciones donde la distancia entre los componentes alcanza los 200 metros. Con un solo cable podemos conectar hasta 4 cámaras. Si lo usamos en sistemas con cableado superior a 70 metros, lograremos reducir el coste de la  instalación.
  • Enlace inalámbrico: este sistema permite la transmisión de imágenes a una distancia entre 100 y 800 metros. La frecuencia que se utiliza habitualmente está entre 1GHz y 10 GHz. Aunque el ancho de banda dependerá del fabricante, entre 6MHz y 7MHz es suficiente para transmitir una imagen de calidad.

EQUIPOS DE GRABACIÓN

Entre los equipos de grabación nos encontraremos dos grandes grupos:

  • Analógico: por más que tengamos un sistema que grabe de forma digital, no dejamos de tener un sistema analógico siempre y cuando la transmisión de la señal se realice por cable.
  • Digital: ofrece ventajas como poder ver las imágenes desde diferentes ubicaciones, sin necesidad de cablear una red de monitores.

Con la incorporación de componentes como el multiplexor, podremos ver hasta 32 cámaras en una misma pantalla. Todo ello de manera simultánea.

CARACTERÍSTICAS ESENCIALES

Vamos a hacer repaso a las características esenciales que debes tener en cuenta a la hora de elegir los componentes de tu sistema de CCTV:

  • Cantidad de cámaras que acepta el equipo.
  • Cantidad de imágenes por segundo que permite grabar.
  • Capacidad de almacenamiento que admite.
  • Tipo de entrada de grabación de audio.
  • Detección de movimiento por vídeo.
  • Grabación por fecha, día y hora.
  • Entrada de alarma.
  • Tamaño de la imagen grabada: 160x120px, 320x240px, 640x480px.
  • Tipo y cantidad de salidas por monitor.
  • Conexión remota por red: puede ser por web browser o por el software del cliente.
  • Opción de grabaciones de la cámara a distintas velocidades.

PLANIFICA BIEN TU SISTEMA DE VIDEOVIGILANCIA

proyecto videovigilancia

Si nos planteamos instalar un sistema de videovigilancia, tanto para una casa particular como una comunidad, tendremos que tener muy claro algunos aspectos.  ¿Cuántas cámaras necesitaremos en nuestro proyecto? ¿Con qué presupuesto contamos para ello? Estas y muchas más dudas nos invadirán cuando nos sentemos a mirar detenidamente la instalación.

En Powermatic os vamos a facilitar un listado con los punto que debéis de tener claro para que vuestro sistema de videovigilancia se adapte a vuestras necesidades.

OBJETIVO DEL PROYECTO

Antes de lanzarnos en busca del mejor precio posible es bueno que manejemos varios datos y aspectos. El perímetro que vamos a cubrir con el sistema de videovigiancia, por ejemplo. Esto va a determinar ya no sólo el número de cámaras sino los metros de cableado que puedan necesitarse.

UBICACIÓN DE LAS CÁMARAS

Para tener una perfecta visión desde las cámaras la ubicación será clave. Recomendamos visitar siempre el lugar donde realizaremos la instalación, para in situ ver el lugar idóneo de colocación. Podremos valorar si hay elementos que impiden la visualización, que ángulos muertos puede haber, etc. Además, podremos valorar la iluminación de las zonas y así decantarnos para un tipo de cámaras u otro.

INFRAESTRUCTURA

Tenemos que tener muy claro el tipo de infraestructura con la que contamos. Por ejemplo, si vamos a instalar un CCTV con IP necesitará contar con Ethernet. Por tanto, tendremos que ver si contamos con una red y verificar en que condiciones está. Nos surgirán dudas como, ¿hay puertos libres? ¿tiene capacidad para alimentar las cámaras? Todo este tipo de cosas tendremos que tener claro a la hora de la instalación.

ADMINISTRACIÓN

Para cuando hayamos terminado la instalación, tendremos que haber definido la administración de la misma. Quién o quiénes, desde dónde; serán dudas que ya tendremos resueltas para establecer una plataforma de monitores adecuada.

CENTRO MONITOREO

Estar seguro de que los servidores que usemos no están compartidos y que éstos se van a usar 24h son dos factores a tener presente. También es recomendable contar con un sistema que aunque se produzcan cortes de energía, éstos no afecten .

MANO DE OBRA

Siempre es muy recomendable contar con profesionales especializados para este tipo de instalaciones. Apostar por un equipo profesional nos dara garantías para un buen funcionamiento de nuestro sistema de videovigilancia.

GARANTÍA

Con el objetivo de minimizar el desgaste del sistema, en nuestro proyecto deberíamos contar un mantenimiento preventivo y regular. Sin duda será un elemento clave para alargar la vida de nuestra instalación.

Si seguís esto 7 pasos tendréis una idea muy clara de lo que buscáis y necesitáis realmente., por tanto, no tardaréis en ¡encontrarlo!

¿CÓMO EVITAR LOS ROBOS ESTE VERANO?

robos en domicilios en verano recomendaciones

Robos y verano parece que se vienen dando la mano desde hace mucho tiempo.  Las vacaciones de verano son la tentación por excelencia para los amigos de lo ajeno. La época en la que más tiempo se abandonan los hogares y negocios. Hay menos personal en todas partes, menos vecinos que mantengan la actividad alrededor de nuestras viviendas.  En resumen, que justo cuando la mayoría quiere disfrutar de unos días relajados es cuando ellos están de temporada alta y aprovechan para “trabajar” con más tranquilidad y hacer su particular agosto.

Por ellos, vamos a daros una pequeñas pautas para que evitar robos y posibles sustos a la vuelta de las vacaciones.

No os olvidéis

  • Sea discreto. No le cuente a nadie, excepto a personas de mucha confianza, los días que estará fuera de casa.
  • No publique las fotos de sus vacaciones en las redes sociales en público ni ponga la localización. Evitaremos que sepan lo lejos que está de su hogar.
  • No deje objetos de valor a la vista y si es posible, déjelos en algún sitio custodiado o con personas de confianza. Esto es válido también para su vehículo, pues así puede evitar roturas de cristales.
  • Cierre bien las puertas, ventanas y balcones. Deje las persianas subidas a medias y las cortinas bien cerradas. De esta forma no parece que la casa esté deshabitada pero tampoco podrán mirar hacia dentro.
  • No facilite la entrada en el inmueble a personas desconocidas. Solicite identificación al personal del gas, agua, electricidad, etc.
  • Controle el correo que va a recibir. Generalmente recomendamos que tanto un portero, como un familiar o vecino, recojan su correo para que no se acumule y eso denote su ausencia. En estas fechas vamos más allá y le recomendamos que contrate en Correos un apartado postal para el verano. No tendrá que preocuparse por si llega algo importante y además, no se acumulará el correo a la vista de todos.
  • Instale temporizadores automáticos que enciendan luces, radio, ventiladores y televisión.  Programe los horarios habituales de uso de estos electrodomésticos. La música durante el día, la televisión por la noche con las cortinas corridas para que no puedan ver quien la está viendo. Los ventiladores en las horas más calurosas y las luces en diferentes habitaciones varias veces por la noche.
  • No guarde una llave de repuesto en ningún lugar previsible. De hecho, es mejor guardar una copia en casa de otra persona lugar sin relación con su hogar.
  • Revise que toda la iluminación funcione correctamente. Si instalamos programadores pero luego las luces no se encienden, no sirve de mucho. Es importante comprobar el funcionamientos de toda la iluminación antes de marcharnos.
  • Haga una copia de seguridad de todos los documentos y archivos importantes de su ordenador y de la agenda de su teléfono.
  • Guarde el número de serie de todos los electrodomésticos y dispositivos de valor por si consiguen robar. Le facilitará las cosas con los seguros y policía.

Ante los robos un buen sistema de vigilancia

Después de todos estos consejos, que siempre está bien aplicarlos, siempre podemos recurrir un sistema de videovigilancia. Gana en tranquilidad con la instalación en tu domicilio un CCTV que controle todos los accesos. Ya sea verano o invierno, tu hogar siempre estará seguro.

Existen muchos sistemas y cámaras para ello. Tened en cuenta las dimensiones y características de la zona a controlar. Muchas veces puede parecernos algo complicado.  Buscad información cualificada y profesional para tomar la mejor de las opciones.